SOLTEROS VS MADRES SOLTERAS

Antes de nada darle las gracias a la editora de este blog (no sé la dirección en la que se encuentra así que será ella la que me transmita el feeling de l@s que comentéis, de este modo podéis hacerlo sin miedo) por compartir puntos de vista y hacer de esta manera posible esta entrada.

Después de este agradecimiento, me presento brevemente, soy un hombre de veintitantos (aunque ya más cerca de los treinta), quien entre viaje y viaje, hora y hora de trabajo, ha ido reflexionando acerca de las ciertas similitudes que hay entre los veinteañeros varones españoles y las féminas españolas con hijos a la hora de encontrar pareja.

Evidentemente hablo de gente corriente, nada de familias de postín ni cosas por el estilo, ellos juegan en otra liga (casi se podría decir que a otro deporte) de la que por desconocimiento no voy a hablar.

Si lo pensamos, hay más similitudes de las que parece a simple vista, evidentemente cada persona es un mundo.

El hombre soltero veinteañero largo o una mujer con hijos, que no encuentra pareja pese a tener la puerta abierta a esa posibilidad, suele ser que porque:

a) Las personas que le gustan de su entorno están ya con pareja.

  1. b) Ausencia de oportunidades.
  1. C) Cansado de esperar/desilusionado.
  2. a) Las personas que le gustan de su entorno están ya con pareja.

El problema es el mismo en ambos sexos, la diferencia es el tema por el cual sucede. En los hombres, es debido principalmente a que algunas parejas son ya desde la época de estudiante, con lo que son ya años juntos y hay cierta inercia y planes de futuro que es difícil y poco ético romper. Y por otro lado, si llevan relativamente poco, están en ese periodo de “acaramelamiento” en el que no viven más que ellos dos y nada ni nadie tiene cabida.

El caso de las mujeres con hijos varía en este apartado: las antiguas parejas acarameladas, ahora han pasado al punto de planes de futuro y los de los planes de futuro veinteañeros son ahora, posiblemente, padres de familia con la vida ya marcada, por decirlo así. Además después de tantos años como amigos la relación se queda en un punto definido, como en “stand by”, ni pa´delante ni pa`trás.

  1. b) Ausencia de oportunidades.

Pese a que estemos por ahí rondando falta esa posibilidad de mostrar lo que valemos, estamos ahí, pero a sus ojos somos invisibles, como mucho llegaremos a ser amigos, pero de ahí no pasaremos. Es como una relación de osito de peluche, es decir, comprendemos, abrazamos y sentimos, pero a la hora de la verdad el asunto no va a más, como mucho, la mujer con hijos posiblemente sacará una noche de sexo pero poco más, el handicap de tener un hijo es ciertamente alto en este punto, ya que significa el tener que llevar ciertas obligaciones desde el primer momento de relación, así como que no es sólo convivir con la pareja sino también con el/la hij@.
El hombre veinteañero posiblemente ni siquiera saque una noche de sexo, estará ahí pero… nada más, como un punto de no retorno. Se enterará de sus folleteos si está soltera, de que su pareja es un hijo de puta si está comprometida/casada, o si su compañera de trabajo es una perra, pero… créeme, la situación no irá a más.

  1. C) Cansado de esperar/desilusionado.

No hemos logrado conseguir nada, las fuerzas van faltando y la esperanza se pierde como una botella de vino con un microscópico poro que hace que se vaya poco a poco derramando el liquido de manera casi imperceptible, gota a gota, pero que al cabo de un tiempo vemos que todo el contenido del recipiente está formando un pequeño charco sobre la mesa. Todos tenemos un límite, una línea roja que sentimos que no debemos cruzar. Vemos que es una pérdida de tiempo, ilusiones y en cierta manera sentimos dolor por lo que podía haber sido si nos hubieran dado esa oportunidad, tan sólo ese empujoncito, esa hora de las 8760 que consta un año.

Ya sabéis, el volver a sentir en esa primera cita esas dudas de que ropa nos ponemos buscando ser del gusto de la otra persona, notar ese cosquilleo mientras vamos al lugar en el que hemos quedado, percibir que los segundos pasan lentos, como si el reloj nos transmitiera el tic, tac del segundero directamente a nuestro pulso.
Pensar en que, tal vez, con sólo el poder tomar un café y conocerse un poco más hubiera sido un punto de partida de un cúmulo de momentos inolvidables, poder oler su perfume, acariciar su sedoso pelo, poder besar esos perfilados labios y susurrarle al oído lo preciosa que está tal como va mientras sonríe con cierta picardía, mientras se sonroja, sentir el calor de su cuerpo mientras nos perdemos entre sus curvas y rectas en una noche de invierno.

El haber viajado en verano por los Alpes con un descapotable mientras se ríe de ese gato tan curioso de aquel pueblo italiano, el celebrar el año nuevo en una playa bajo la luz de los fuegos artificiales y el aroma del salitre, el poderse perder por esos lugares que nunca pensabas que ibas a visitar, porque simplemente no sabías que existían.

Envejecer, ver su cara todos los días antes de irte a trabajar y besarla delicadamente en la frente antes de marcharte, desarrollar una familia, crear una simbiosis entre hombre y mujer, discutir por tonterías y reconciliarse con un inesperado pero electrizante beso sobre la mesa, decir lo siento o no hay nada que perdonar.
En definitiva, vivir la cara apasionada de ese adictivo libro que es la vida.

Interacciones

Hoy, tras muchas semanas de silencio paso por aqui!

Este blog ha sido mucho mas que un desahogo para mí, ha sido una fuente para conocer gente que hoy forman parte de mi dia a dia.

Pero no solo el blog ha hecho eso,el instagram, el facebook, amigos de amigos… 

Esta situacion ha servido para darme cuenta de que mucha gente se ha apoyado en mi, o ha contado conmigo….

Bien, varias personas me han pedido consejo en relación a las situaciones que viven…

Lo primero dar las gracias a todas esas personas por contar conmigo, por confiar en mi…

Tambien hay personas que he conocido y no me han dejado de apoyar en este (casi) año, a ellas mil gracias por haber pasado por mi camino y haberse parado en el.

Ahora, una de esas persona ha querido exponer una de sus reflexiones, y hacerla publica aqui!. Con esa reflexión queda inaugurada una nueva secciòn: colaboraciones!

Toda persona que quiera escribir (de lo que quiera) tiene aqui su hueco!!
Os quiero, gracias por vuestro apoyo