Estos meses

Hace tiempo que no me paso, falta de tiempo, de motivación y miedo a la pantalla en blanco han podido ser parte de las circunstancias que me hayan alejado de aquí, de vosotr@s.

Quizás también haya influido un contacto muy directo con algunas de vosotras por otros medios mas inmediatos, mas cercanos y por sentiros mas amigas que lectoras.

Otro de los motivos ha sido que aún no me encontraba en perfecto estado, que cómo que no?, pues no, os lo aseguro.

El verano ha sido dudo, primer verano de madre, sin padre, sin un hogar real, ya que sabéis que durante el curso vivo en un sitio, en verano vuelvo a casa de mis padres donde ellos no están,…vamos que,..en verano me desubico. Y lo que sin hijo era una maravilla porque me permitía una libertad increíble ahora me provoca una serie de inseguridades y un sentimiento de soledad que me causó desazón.

Tras ello vino el cumpleaños del pequeño, que me recordó su falta de familia, el día D,… esto hizo que no realizara las cosas que quería por esa fecha. Tuvo un cumpleaños triste, sólo con los abuelos y con mamá. Sé que para él eso no tuvo ni tendrá importancia, es un bebé feliz y de eso estoy segura, pero también sé que se supone que el primer cumpleaños es el más importante, y si esto es lo mas importante que voy a hacer por él en una fiesta de cumpleaños va jodido apañado mi niño. No le hice un cumpleaños temático, ni con diy no con todas esas cosas que una mamá bloguer hace (ciertamente nunca me he considerado eso y aquí lo demostré de nuevo).

Y una vez explicado esto voy a resumir la situación actual, que os tengo olvidadas y quiero que conozcáis los avances de mi chiquitín:

  • tiene 8 dientes
  • 2 muelas (emergentes) que nos están volviendo locos ( y no de amor)
  • con 14 meses ha empezado a andar (por fin)
  • se pega hostias golpes como panes
  • no habla (para qué, si se hace entender)
  • sigue sin llegar a los 9 kilos (con sus 15 meses y medio)
  • es feliz, mucho, con todo el mundo y en todas las circunstancias
  • se está volviendo celosón ( de cualquiera que se acerque a mí y de cualquier peque al que haga monerías).
  • sigue rubio
  • sus ojos cada vez son mas marrones (aunque todavía tienen un color indefinido)
  • sigue igual de bailarín que siempre
  • ama a los animales, en persona, cuento o juguete.

Ya sólo queda deciros que he vuelto a pintarme el ojo, a darme rojo en los labios y a levantar la barbilla, mirar al frente y decir aquí estoy.

Han vuelto los tacones, las minifaldas y/o vestidos y el arreglarme porque sí, porque me apetece y porque me vuelve a brotar una sonrisa diaria.

 Y con esto y un bizcoche hasta la próxima, que espero que sea muy pronto.

(Espero estas Navidades recuperar el hábito (que aunque no hace al monje a mí me sienta muy bien).

Besos a tod@s l@s que estabais y seguís.